Consulta Online
Envíeme su caso
Clínica Suárez Leoz
914 471 114
C/ Modesto Lafuente 9
28010 Madrid
Cirugía Ocular de Madrid
915 913 019
Pza Conde Valle Suchil 6
28015 Madrid
Clínica Dermatológica Internacional
914 449 797
C/ General Díaz Porlier 93
28006 Madrid
se.agaetralegna@rotcod

Tumores


¿Qué son los tumores palpebrales?

Los tumores son proliferaciones celulares anómalas. Pueden crecer en cualquier parte del organismo. Así tenemos tumores en los párpados, en la conjuntiva, intraoculares, en la órbita y en las vías lagrimales.

Los tumores pueden ser benignos o malignos. Así que cuando su cirujano emplea la palabra tumor puede referirse a una lesión benigna, como un papiloma, un nevus, etc.

Tumores palpebrales 1
Tumor benigno: granuloma piógeno
Tumores palpebrales 2
Tumor benigno: nevus
Tumores palpebrales 3
Tumor benigno: Molluscum

Las lesiones proliferativas más frecuentes en los párpados son las benignas, como papilomas (verrugas), quistes, nevus.

Dentro de las lesiones tumorales malignas, los tumores más frecuentes son los llamados Basocelulares que suponen el 90% de los tumores malignos. Aparecen en la piel y crecen por extensión, siendo visibles sus cambios. Estos tumores dentro de los malignos son los menos agresivos. No amenazan la vida y no dan metástasis.

Tumores palpebrales 4
Carcinoma basocelular

Otros tumores frecuentes son los Espinocelulares. Aquí el grado de malignidad aumenta, pueden dañar al globo ocular y pueden también implicar un potencial riesgo para la vida.

Tumores todavía más agresivos son los Carcinomas sebáceos y los Melanomas que presentan un alto índice de mortalidad.

¿Por qué se producen?

La mayor parte de los tumores tienen un origen multifactorial, influyendo factores genéticos y de raza así como de estilo de vida, como el sol y el tabaquismo.

¿Qué síntomas producen?

Los tumores malignos se diferencian de los benignos en que al proliferar destruyen la anatomía normal del párpado. Así tienen una serie de características propias como son:

  • Ulceración
  • No duelen
  • Aparece como placas induradas
  • Bordes irregulares y asimétricos
  • Vasos irregulares que producen sangrado
  • Bordes perlados
  • Pérdida de la anatomía normal del párpado.
  • Cambios en la coloración: color irregular, oscuro.

Estas características no están presentes en las lesiones benignas.

Tumores palpebrales 5
Carcinoma espinocelular

Los tumores malignos si se dejan crecer pueden dañar irreversiblemente el globo ocular y en ocasiones producir metástasis a distancia.

Es muy importante, por tanto, eliminar cualquier lesión de reciente aparición y enviarla al patólogo para su identificación.

No olvidemos que además de eliminar con la cirugía el tumor, hemos de reconstruir los párpados. Lesiones grandes conllevan la utilización de técnicas más agresivas que pueden dejar secuelas y afectar posteriormente al globo ocular.

Dado que los tumores malignos no suelen doler y crecen lentamente, se tienden a minusvalorar por los pacientes. Es un error que se debe evitar.

El paciente debe acudir a su especialista ante cualquier lesión de nuevo crecimiento, por insignificante que le parezca

¿Cómo se tratan los tumores palpebrales?

Su especialista realizará una primera inspección visual y determinará si se encuentra ante una lesión benigna o la sospecha de una maligna.

El siguiente paso es realizar o bien una extirpación completa de la lesión en el quirófano o la toma de una biopsia que confirme el diagnóstico de presunción.

La biopsia puede ser informada o no en el mismo momento quirúrgico, dependiendo de la posibilidad de contar con un patólogo en la sala.

Si se confirma mediante biopsia o si la sospecha de entrada es alta, su cirujano oculoplástico planeara una cirugía excisional del tumor con posterior reconstrucción.

El paciente debe saber que toda lesión maligna debe ser resecada en su totalidad más un margen añadido de seguridad. Esto hace que el tamaño de la lesión a extirpar sea mayor que la que el paciente estimaba. Por eso hay que ser lo más precoces.

Tumores palpebrales 6
Carcinoma basocelular: en amarillo zona a extirpar

Actualmente y siempre que se pueda contar con un patólogo adecuado, se emplea cirugía de Mohs. Se trata de una cirugía en la que se intenta eliminar estrictamente el tumor, dañando en lo esencial el tejido sano circundante. Para ello se van tomando muestras y analizando a la vez, hasta ver tejido sano. Es un procedimiento largo y tedioso en ocasiones y no siempre disponible en los centros de tratamiento.

Actualmente la cirugía de extirpación de tumores ofrece tasa de curación muy alta, por encima del 95%.

Su cirujano oculoplástico es el especialista indicado para realizar la reconstrucción del defecto originado tras la extirpación del defecto.

La finalidad del tratamiento es triple, primero que el párpado quede anatómicamente reconstruido, segundo que funcione adecuadamente y proteja el ojo y tercero que no sufra menoscabo cosmético.

Dependiendo del tamaño, se seleccionara el mejor método quirúrgico para la reconstrucción. Existen innumerables técnicas, siendo algunas muy complejas.

Tumores palpebrales 7 Tumores palpebrales 8
Tumores palpebrales 9 Tumores palpebrales 10
Secuencia: Carcinoma basocelular:extirpación y reconstrucción con injerto de piel de párpado superior

Los resultados obtenidos suelen ser muy buenos incluso el apartado cosmético.

Tumores palpebrales 11 Tumores palpebrales 12 Tumores palpebrales 13
Tumores palpebrales 14 Tumores palpebrales 15 Tumores palpebrales 16
Carcinoma basocelular que afecta a ambos párpados en la zona lagrimal: reconstrucción con colgajo glabelar.

Última foto 25 días de evolución
Tumores palpebrales 17 Tumores palpebrales 18
Colgajo glabelar. 7 días y 2meses de evolución CICATRICES EVOLUCIÓN
Tumores palpebrales 19 Tumores palpebrales 20
Tumores palpebrales 21 Tumores palpebrales 22
Carcinoma espinocelular: reconstrucción con injerto piel de párpado superior
Tumores palpebrales 23 Tumores palpebrales 24  
Tumores palpebrales 25 Tumores palpebrales 26
Carcinoma basocelular: reconstrucción con injerto de párpado superior. ANTES DESPUÉS
Tumores palpebrales 27 Tumores palpebrales 28 Tumores palpebrales 29
Tumores palpebrales 30 Tumores palpebrales 31  
Carcinoma espinocelular: extracción ampliada y reconstrucción con cierre directo y colgajo de Tenzel.

ANTES DESPUÉS

En ocasiones además podemos emplear otros tratamientos de ayuda como la Radioterapia, o colirios con fármacos anticancerígenos, si los tumores afectan a la conjuntiva. Menos frecuentemente la quimioterapia.

Es muy raro que un tumor de párpado comprometa la vida del paciente o de metástasis.

Dependiendo del tumor se realizarán estudios sistémicos seriados.