Consulta Online
Envíeme su caso
Clínica Suárez Leoz
914 471 114
C/ Modesto Lafuente 9
28010 Madrid
Cirugía Ocular de Madrid
915 913 019
Pza Conde Valle Suchil 6
28015 Madrid
Clínica Dermatológica Internacional
914 449 797
C/ General Díaz Porlier 93
28006 Madrid
se.agaetralegna@rotcod

Ojo seco


¿Qué es el Ojo seco?

Se trata de un grupo de enfermedades en las que la película lagrimal que debe cubrir toda la superficie ocular (córnea y conjuntiva), es escasa y además se vuelve inestable y no consigue cumplir su función de proteger y lubricar el ojo, produciendo lo que se denomina ojo seco.

Es una de las causas más frecuentes de consulta al oftalmólogo. Es una enfermedad en principio no grave pero crónica y que produce disconfort ocular.

Aparece más frecuentemente a partir de la edad media de la vida.

En algunos casos puede llegar a ser grave y producir mucha sintomatología e incluso alteración de la visión.

Ojo seco 1
Queratitis, puntos azules en la córnea en ojo seco

La lágrima está compuesta por tres capas: acuosa, mucínica y lipídica. Son necesarias las tres en la cantidad y en calidad necesarias para que no se produzcan los síntomas de sequedad ocular.

¿Por qué se origina?

La lágrima tiene un delicado equilibrio de sus capas, adecuado para bañar la superficie ocular. Cualquier cambio en esas capas o bien un déficit de las mismas puede producir ojo seco.

Así el ojo seco puede aparecer porque no se segregue suficientemente, porque la calidad de la película no sea la adecuada, porque la evaporación esté aumentada (como en enfermedades de los párpados, de las glándulas de Meibomio, parálisis facial, uso de lentillas, etc.). Otras causas serían las debidas a problemas en la córnea y que también hacen inestable la película lagrimal.

Hay tres tipos de secreción lagrimal:

  • La basal: es continua y es generalmente la que está disminuida en el ojo seco
  • La refleja: se pone en funcionamiento cuando hay un factor agresor como el viento, aire acondicionado, entrada de cuerpo extraño
  • La emocional

Así un paciente puede lagrimear a pesar de tener un ojo seco. El ojo cuando detecta un agente agresor (aire, cuerpos extraños etc.) se defiende produciendo más lágrima, si ésta es ineficaz por alteraciones cualitativas, se segregará más lágrima para intentar compensar, llegando así a la situación de ojo seco y lagrimeo. Así mismo ante una crisis emocional, un paciente con ojo seco puede llorar.

También hay factores que provocan o acentúan el ojo seco:

  • Patología congénita
  • Patología palpebral como las blefaritis
  • Enfermedades que afectan a mucosas
  • Cambios hormonales
  • Edad: es la causa más frecuente
  • Toma de medicamentos: existe una larga lista de fármacos (sedantes, hipnóticos, antihipertensivos, antihistamínicos...)
  • Falta de sueño o descanso
  • Depresión
  • Embarazo, toma de anticonceptivos

Síndrome de Sjögren: enfermedad autoinmune que afecta con más frecuencia a mujeres en la edad media de la vida, por las que se produce una destrucción de las glándulas salivares y lagrimales. Este síndrome puede estar asociado a trastornos como la esclerodermia, polimiositis y lupus eritematoso entre otros. Produce síntomas oculares de sequedad, síntomas en la boca y garganta con dificultad para deglutir, saliva espesa, úlceras. Otras manifestaciones son fatiga y dolores articulares.

Mediante el test de Schirmer se evalúa la cantidad de lágrima que se produce. Es un test rápido, dura 5 minutos. No mide la calidad.

¿Qué síntomas produce?

Los principales síntomas son: sensación de arenilla, escozor, enrojecimiento y pesadez, En esta fase no hay daño corneal. En un segundo estadio: puede haber daño corneal como queratitis (inflamación corneal) y aparece el dolor intenso, crisis de visión borrosa, pinchazos, y dificultad para abrirlos por la mañana con dolor.

En un tercer estadio: pueden aparecer úlceras corneales con disminución de visión y requiere a veces cirugía.

¿Cómo se trata el ojo seco?

  • Eliminar causas predisponentes y agentes externos ambientales: aire acondicionado, fármacos, tabaco, calefacción, evitar sol y viento, mayor descanso etc. Usar gafas grandes, eliminar el aire de entrada en coches, uso de humidificadores
  • Cuidado de los párpados con higiene y tratamiento de la blefaritis si está presente, con compresas calientes y soluciones jabonosas para eliminar el exceso de grasa y secreciones de las pestañas
  • Masajes suaves de los párpados que producen más componente lipídico estabilizante de la lágrima
  • Tratamiento sustitutivo con lágrimas artificiales. Este tratamiento tiene sus limitaciones, no hay que olvidar que la lágrima se segrega continuamente y el colirio hay que aplicarlo cada poco. Este tipo de colirios es mejor usarlos sin conservantes, es decir en unidosis. Existen múltiples preparados que varían en composición y densidad. El tratamiento suele ser de por vida
  • Ojo seco 2
  • Evitar la evacuación de la lágrima por el punto lagrimal, mediante el uso de tapones oclusores o procedimientos quirúrgicos que ocluyan el punto lagrimal
  • Colirios especiales con el Suero Autólogo (que proporciona teóricos factores de crecimiento y protección), Ciclosporina (usado como antiinflamatorio sobre todo en el síndrome de Sjögren), que se usan en ojo seco grave y existencia de complicaciones corneales
  • Fármacos secretagogos. Estimulan la secreción lagrimal. Más útiles en enfermedad de Sjögren. Son fármacos colinérgicos que pueden tener efectos secundarios generales
  • La vitamina A, parece que en casos graves de alteración epitelial puede ofrecer algún beneficio
  • Empleo de ácidos grasos poliinsaturados, suplementos de omega 3 DHA, parece que pueden tener algún beneficio en estos pacientes

Por último hay técnicas quirúrgicas que intentan aliviar de algún modo a estos pacientes: trasplantes de glándulas salivales, oclusión de parte del párpado etc. Del mismo modo debemos corregir quirúrgicamente todos aquellos defectos palpebrales que puedan empeorar el ojo seco: como la dermatocalasia, ptosis, floppy, conjuntivochálasis.